Cultivo del potencial humano

Cultivo del potencial humano

E s muy importante encontrar un balance entre la formación académica y la formación y desarrollo de la persona en todas sus dimensiones del ser.

Como pilar fundamental de nuestra razón de ser, el cultivo del potencial humano se refiere al hecho de que nosotros no estamos formando únicamente niñas para que sean excelentes en temas académicos, sino que también nos esforzamos por desarrollar personas en todas las dimensiones de su ser.

Rescatamos el hecho de que para que una estudiante sea feliz, necesitamos trabajar fuertemente en el cultivo de su potencial como ser humano. En el desarrollo de ese ser interior, su tranquilidad y la seguridad que debe tener para proyectarse y definir lo que quiere hacer en la vida y luchar para lograr lo que elija.

Les damos herramientas a las Pachas para reconocer quiénes son, qué quieren ser, identificar sus gustos y su identidad, para que sean líderes de su propia vida y que puedan aportar a las soluciones de los problemas del mundo siendo niñas felices, con claridad en lo que son y seguridad en sí mismas. Hacer de ellas unas personas que puedan comprometerse con el cuidado de la naturaleza y de la Creación para que este mundo sea mejor.

Cada niña tiene su propósito. Nuestro propósito es motivarlas para que lo identifiquen e inspirarlas para desarrollar su potencial de manera innovadora siempre pensando en su aporte social como líderes. En el desarrollo y cultivo del potencial humano, nuestras estudiantes reflexionan y trabajan en todos los aspectos en los que están en capacidad de ser, solo por ser seres humanos, por las características que ellas van descubriendo y desarrollando con el paso de sus vidas. Entender que son un ser en constante desarrollo por su relación con sus compañeras, profesores, familia y amigos, y de sus experiencias de vida en general. De esta manera, se dan cuenta de la importancia de identificarse a sí mismas y así valorar su rol como mujer en la sociedad.