Valores Franciscanos

Valores Franciscanos

“N o vamos a tener un departamento de pastoral, vamos a ser un Colegio Pastoral”, son las palabras de Sister Patricia León quien en 1981 en frente de la Congregación de hermanas Franciscanas en Rochester, Minnesota, defendió con pasión y convicción lo que es ahora la esencia de nuestro Colegio.



Inspirados en este entusiasmo, los miembros de nuestra Comunidad comenzaron a implementar los valores franciscanos heredados de las fundadoras del Colegio. Con base a ellos es que inspiramos en cada miembro de nuestra comunidad la comprensión de la persona como sujeto de valores en todos los niveles de su desarrollo y en todos los campos de relación que pueda establecer en su vida. También en definirse como una persona receptora-constructora activa de principios que le permitan lograr la autonomía en el respeto, la responsabilidad, la honestidad, la tolerancia, el diálogo, la creatividad, la paz, la justicia, la solidaridad y la amistad.

Lo anterior se logra cuando nuestra Comunidad Pacha promueve y propicia el crecimiento interpersonal, a través del respeto y la adecuada valoración de opiniones, puntos de vista, convicciones propias y de los demás. También porque logra ampliar sus horizontes y capacidades asegurando un mejor espacio para proyectos de vida, construcción de valores y compromisos personales y profesionales. Además, siempre se procura tener un ambiente comunitario y participativo que permita el crecimiento individual y colectivo a través de la comunicación, del trabajo, del apoyo, del cuestionamiento y de la crítica constructiva.

Como complemento, contamos con el Equipo Pastoral del Colegio, integrado por el capellán, los profesores de catequesis y otros representantes del Colegio de diferentes áreas con la idea de aplicar estos valores de manera integral y transversal a toda la institución educativa. También el Equipo Pastoral fomenta estos principios por medio de la planeación de actividades y celebraciones de los grandes momentos comunitarios del año hasta ofrecer respuestas a necesidades actuales. El Equipo trata de responder, educarse y servir con el modelo del Buen Pastor, para el bienestar y el crecimiento de los suyos.